El FASTFASHION nos ha demostrado
que el sentido común no es universal

Desde NWHR creemos que una moda consciente y justa es posible.
Por ello el primer paso es seleccionar un material acorde a nuestros valores, respetando nuestro planeta, y garantizando unas condiciones laborales justas y dignas.

Para ésta primera campaña, hemos decidido fabricar todas nuestras prendas en algodón 100% orgánico.

Nuestro algodón es una fibra natural libre de transgénicos que destaca por un consumo de agua menor que el algodón convencional. En su cultivo, no se utilizan productos químicos como fertilizantes, herbicidas o pesticidas, que son muy perjudiciales para los agricultores, y contaminan tanto el suelo como las aguas subterráneas. Esto, añadido a que la agricultura orgánica respeta los ciclos de la tierra, ayuda a mantener el equilibrio natural preservando así su uso para generaciones futuras.

El cultivo convencional de algodón supone un 3% del cultivo mundial. Utiliza, sin embargo, el 10% de los pesticidas y el 25% de los insecticidas del mundo.

Una de las grandes ventajas de nuestros tejidos es que no atenta contra los derechos humanos ni contra las condiciones laborales de las personas implicadas en su cultivo. A través del análisis de la trazabilidad de nuestro producto, nos aseguramos de que los trabajadores reciben una justa compensación por su trabajo


Además, este tipo de cultivo favorece a los pequeños agricultores frente a los grandes latifundios algodoneros, fomentando así una economía más sostenible.

Impacto del ALGODÓN ORGÁNICO VS. ALGODÓN CONVENCIONAL

AGUA
CO2
QUÍMICOS
RESIDUOS
ALGODÓN ORGÁNICO187L3,96Kg3,24Gr0,36Kg
ALGODÓN CONVENCIONAL511L5,37Kg5,67Gr0,37Kg

Este es nuestro ahorro por SUDADERA

4.636

VASOS DE AGUA

39

BOMBILLAS

39

BOLSAS DE PLÁSTICO

*Para este estudio tomamos como referencia una de nuestras sudaderas hechas con algodón 100% orgánico.

PACKAGING

Para enviar nuestras prendas utilizamos un packaging con un impacto muy reducido.

Cada uno de los pedidos se envía en un sobre de papel FSC que estampamos individualmente a mano con un sello de tinta biosoluble. Pesa únicamente 60gr y ocupa menos espacio que una caja, por lo que reducimos las emisiones derivadas de su transporte.

En el interior de cada sobre encontramos un adhesivo no plástico que permite utilizar el sobre en caso de cualquier devolución.